Aspectos que los gorditos deben conocer sobre manejar bicicleta

on

Es increíble la cantidad de información que podemos encontrar sobre manejar bicicleta, ya sea ir más rápido, subir cuestas y correr la mayor cantidad de tiempo. No obstante, poco se hace referencia sobre quienes deseen manejar bicicleta aun teniendo exceso de peso.

Esto se debe a que manejar bicicleta está íntimamente relacionado con la pérdida de peso y medidas, pero aunque parezca contradictorio muchos gorditos buscan entretenerse pedaleando sin que ello involucre un esfuerzo extra.

Por ello ofrecemos una serie de consejos que permitirán a personas de cualquier peso y tamaño disfrutar de su bici, y sobre todo a aferrarse lo mejor posible a ella, fomentando la seguridad durante el manejo del vehículo.

  1. No vayas con prisa excesiva

Es importante que marques el ritmo de las subidas, aprendiendo sobre las intensidades con las que te puedes mover libremente en un terreno determinado. Procura evitar los empujones excesivamente intensos, y guarda los últimos 100 metros antes de llegar a la cima.

Haz un uso consciente e inteligente de los engranajes de tu bici, y en caso de que tengas problemas con los engranajes, no les ahorres. Ocúpate de usar los engranajes más bajos de tu bici, y así podrás evitar cualquier inconveniente de seguridad.

  1. Desciende rápidamente

Permite que tu supremacía en el peso sea una ventaja, y no temas en bajar velozmente una pendiente, ya que el peso extra proporciona ese impulso que necesitas para bajar. Sin embargo ésta habilidad de bajar una pendiente con velocidad sólo se logra con la práctica.

Y qué mejor que llegar a la cima para que desciendas con velocidad. Ten en cuenta que los ciclistas pesados suelen obviar este tipo de actividades; pero en tu caso no sucederá así, ya que convertirás esta travesía en algo extremo y que aprenderás a disfrutar con el tiempo.

  1. Hincha tus neumáticos por cuestiones de seguridad

Conductores más pesados requieren que las llantas se encuentren infladas a una presión ligeramente inferior, ya que de tropezar piedras puntiagudas o salientes, lo más probable es que tus neumáticos salgan reventados y posiblemente sufras algún tipo de lesión.

Esta presión permitirá que tus llantas noten mejor la aspereza de la carretera, pero definitivamente evitar los pinchazos es la razón primordial por la que debes llenar tus llantas bajo estas especificaciones.

  1. Cerciórate de la fricción del sillín

Esto aplica especialmente para la bolsa que abraza el sillín, ya que los conductores rellenitos generalmente tienen las piernas más pesadas.

Es indispensable ser cuidadoso con esto, y permítete conseguir una alforja que sea más angosta, de preferencia que no se adhiera con velcro alrededor del tubo del sillín.

  1. Hidrátate bien

Quienes cuentan con mayor masa corporal son más propensos a sudar mucho más, por lo que es importante que repongas los líquidos que has perdido durante la jornada de ejercicios.

Debes saber que si te propones a perder peso manejando bicicleta, es posible que hagas unas cuantas paradas adicionales, ya que la finalidad principal es desalojar la retención de líquidos.

Aunque no es una máxima de la hidratación, ajusta la bicicleta conforme vayas perdiendo peso, a fin de que evites lesiones en la espalda y cuello.